De cara a cumplirse 11 años de la desaparición y asesinato de Luciano Nahuel Arruga, familiares, amigos, y amigas se  encuentran otra vez batallando contra la impunidad.

Esta vez, piden que se impulse el Jury de enjuiciamiento que iniciaron hace seis años para lograr una condena a los responsables judiciales de haber perdido pruebas irrecuperables para la investigación, haber beneficiado a la propia policía denunciada y haber perseguido a la familia.

Son los responsables de la impunidad: Juez Gustavo Banco y las fiscales Roxana Castelli y Celia Cejas Martín.

Actualmente, la continuidad de dicha acusación depende de la decisión del » Dr. Eduardo Néstor De L’azzari», presidente de la Suprema Corte de la Pcia. De Bs As. Él define si es viable enjuiciar a Banco, Castelli y Cejas Martín. En ese contexto, los dos ámbitos institucionales que podrían acompañar la denuncia de la familia, la Comisión Bicameral de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de la Provincia y la Procuración General de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia, tomaron la decisión de desistir de la acusación contra el juez y las fiscales. Así, los empujan a continuar con este proceso en absoluta soledad y hasta les exigen afrontar los costos que podría implicar.

Este accionar atenta, una vez más, contra el derecho a acceder a la Justicia en una causa plagada de impunidad judicial, política y policial.

Por eso, ayer, miércoles 18/12 a las 10 de la mañana llevaron una radio abierta frente a la Suprema Corte de La Plata, donde hablaron con micrófono abierto desde la vereda con los responsables, que nunca dieron la cara desde sus oficinas, y ante familiares de casos de gatillo fácil y ciudadanos de que pasaban por las calles y preguntaban que pasaba…

«Por el derecho a saber la verdad»

«A Luciano lo mató la policía y lo desapareció el Estado»

Fotos gentileza de: Juan Cicale – Fotografía

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here