En la Ciudad que gobierna el PRO hace más de 8 años, los prostíbulos pasaron de 200 (que había en 2005) a más de 1300 en 2016.

En la Ciudad amarilla que gobernó Mauricio Macri, y que hoy gobierna Larreta, ya son más de 1300 los prostíbulos ilegales y clandestinos, donde niñas y mujeres son explotadas sexualmente. Sus facturaciones superan los 40 millones de pesos por día, que Policías, Gobierno de la Ciudad y Proxenetas embolsan a diario.

Se calcula que solo en la ciudad son 18 mil las mujeres “Victimas de Trata”, números que asustan si los llevas a nivel nacional, ya que estadísticas dicen que son mas de 70 mil en todo el país.

Teléfonos, tachos de basura, y paradas de colectivo, son victimas de estos cartelitos que pegan de a miles a diario ofreciendo servicios sexuales.

Esos folletos, ya son casi una decoración más en la vista de nuestra ciudad, una ciudad que sufre plazas que cierran cuando empieza a oscurecer, y que están enrejadas (con riesgos de que empresarios pongan bares en ellas, para hacer negocios entre amigos), paredes valladas (para que no sufran pintadas o grafitis).

Una ciudad que sigue sin respuestas a la hora de ocuparse de cosas graves como estas (sobre negocios millonarios) y de explotación humana. Un negocio redondo para proxenetas, policías, y gobernantes de turno, que no solo no intentan combatir esta problemática de la “Trata de Personas”, sino que son parte del negocio.

Gustavo Vera, titular de La Alameda (y luchador activo sobre la Trata de personas) hace varios años viene diciendo que hay edificios en el centro porteño que tienen hasta 10 departamentos privados con complicidad de sus encargados, administradores o inmobiliarias que “están asociados a esa estructura”.

Esa foto que ven arriba, fue sacada en noviembre de 2010, cuando Mauricio Macri, su esposa Juliana Awada, y Gabriel Conde dueño del prostíbulo “Shampoo” viajaron a Cancún, en México, exclusivamente para juntarse con Martins (ex agente de la SIDE) en el prostíbulo “MIX». La hija de Martins fue la que denuncio en su momento que su padre financio la campaña del PRO porteño, pero como todo en este negocio, nunca se llega a nada… ya que este negocio llega hasta la complicidad de los jueces amigos.

collage

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here