El 9 de septiembre ya se convirtió en el día de la lucha contra los asesinatos laborales. En un nuevo aniversario de los asesinatos de Diego, David y Richard, movilizaron por justicia y para decir ¡Basta de Asesinatos Laborales!

A 3 años de que David Ramallo, Diego Soraire y Richard Alvares murieran en sus respectivos ámbitos de trabajo, el espacio “Basta de Asesinatos Laborales” se movilizó para exigir justicia por ellos y reclamar mejores condiciones de seguridad.

Bajo la intensa lluvia que enmarcó la marcha realizada desde el INTA hasta la Superintendencia de Riesgos de Trabajo, el delegado de Línea 60 Néstor Marcolín indicó que el objetivo de la movilización es “decirle al poder político que no vamos a cesar con reclamar justicia y exigir mejores condiciones”.

Consultado por Mario Sadras en el móvil de Radio Gráfica, explicó porque hablan de asesinatos y no de muertes: “Decimos que es un asesinato laboral porque muere un laburante cada 20 horas por la precarización”. En esa línea recordó que “ayer murió una trabajadora del gobierno de la ciudad atropellada mientras controlaba el transito”.

“Nos organizamos para defendernos”, aseguró Marcolín.

Por su parte José Luis Perea, delegado de ATE INTA, señaló que “Diego Soraire fue víctima del Estado, que decidió recortar a tal punto que pone en riesgo la vida de los trabajadores permanentemente”. El trabajador estatal aseguró que, a raíz de la creciente flexibilización laboral, “en cualquier momento podemos volver a tener situaciones de estas características”.

“Hoy marchamos con todos los compañeros porque queremos que los responsables paguen”, aseveró.

Gentileza de

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here