En la cotidianidad, nos cruzamos todos los días y todo el día con la realidad que nos atraviesa, en más de una oportunidad miro a mi alrededor y me cuestiono que hace la gente, que no está haciendo nada para que las cosas cambien. Tenes a 3 nenes de 4,5 y 6 años pidiendo monedas en el tren y te indignas, te rasgas las vestiduras lamentando su situación, pero con mucha suerte y en el mejor de los días les das $2 y seguís de largo porque ¿Qué más podes hacer vos? Que laburas, vas y volves cansado y a la larga crees que nada de lo que hagas va a servir porque al otro día van a seguir ahí pidiendo monedas.

 

Te cansas de ver y escuchar discusión política que muchas veces queda en eso, en una discusión de manual, pero en los barrios populares y en los no tan pobres sigue habiendo hambre, muriendo pibes y desapareciendo pibas, pero vos sos de la famosa clase media, la que llega a fin de mes rasguñando el sueldo, que tiene techo y para comer y vive pagando deudas, la clase mierda que muchas veces se cree más cerca de la alta y más lejos de los negros pobres.

 Y en el medio de todo eso están ellos y ellas que todos los días salen de sus casas a hacer algo, a cambiar un poco las cosas, yo al menos tengo la suerte de conocer mucha gente así, esos que si tienen que elegir cobrar un poquito más o comprar mercadería para el comedor de los pibitos del barrio, prefieren que allá un plato más de guiso, porque sí señor, señora, hay pibes en los barrios que aunque tengan padres con trabajo aun así ,hoy no llegan a tener un plato de comida todos los días en la mesa.

 

Hay otros que salen a pelear para que no nos falten más pibas y pibes, porque a los pibitos que encajan en el estereotipo de pibes chorros, los matan por eso, por portación de cara, uno cada 25 horas, a las pibas las matan cada 18 horas por ser mujeres y pobres, por ser disidentes y marginadas.

 

Pero mi punto es, aquellos que si hacen algo, que no se conforman con la comodidad de saber que es así y ya, aunque usted no lo crea en todos lados hay gente que se organiza y sale pelear, ¿y sabe por qué lo hacen? Porque creen en que algo por más mínimo que sea puede cambiar. Y aun así nunca falta el o la que cree que es al pedo y critica desde la comodidad del sillón, o desde la postura de yo trabajo por mí y mi familia y el famoso “el que quiere puede” “si están mal es porque quieren”.

 

Conozco muchos y muchas que no tienen necesidades urgentes, y aun así velan por que otros no las tengan, vivimos en un sistema que apela a el egoísmo y a avanzar por sobre todo y si a mí no me pasa no tengo nada que reclamar, puede que un día te pase y te toque salir a pelear como puede que no, pero ese no es el punto. El punto es que algunos tenemos oportunidades que otros no, ese es el principio fundamental de este sistema, que no todos seamos iguales, pero así como tenemos oportunidades diferentes, tenemos la posibilidad de hacer algo con eso, de enseñar, de ayudar, de compartir de tratar de que por más mínimo que sea, generemos un cambio, desde abrir un comedor o una copa de leche, pasando por luchar contra una particularidad especifica cómo es la represión, hasta abrir un centro cultural, cultivar la tierra para generar una opción auto gestionada o dar apoyo escolar a quienes lo necesitan, todas estas cosas e innumerables más son las que generan cambios mínimos todos los días, y juntos hacen que la forma en la que vivimos y nos relacionamos sea mucho mejor que la que ofrece este sistema.

 

No es fácil organizarse, desprenderse muchas veces de las mezquindades que uno lleva por la costumbre del propio sistema, por las cargas personales, por los tiempos, por la vida en si misma, pero tampoco es imposible, y si aun entendiendo esto no te sale o no te nace generar algo diferente, al menos, no ningunees el laburo de otros que le dedican su tiempo y su vida a generar pequeños cambios , tenemos la posibilidad y la responsabilidad de hacer la cosas mejor y dejarles a los que vienen en camino un lugar mejor,.

 

Lucha y enseña a luchar, porque en la lucha se refleja el alma, y en el alma, la inmensidad.

1 Comentario

  1. Hermosa nota, reflejo de muchos sentires y de pensamientos que nos atraviesan a quienes transitamos esta vida como colectivo, teniendo solo algunos momentos de individualidad

Dejar respuesta