“El proyecto, que comenzó como un juego entre padre e hijo,  se presenta ante los espectadores como una invitación a ser testigos y cómplices de ese hecho, dejando el “cómo se hizo” en un segundo plano para pactar con el relato. Una historia fantástica en la que el jardín le dice “gracias” a su jardinero retratándolo en sus brotes.”

En esta obra, Federico Ruiz Santesteban nos sumerge en el mundo onírico a través del revelado fotográfico realizado en hojas de plantas y pétalos de flores. Sin químicos ni tintas adicionadas, construye un relato fantástico centrado en el crecimiento de su hijo y su relación con el entorno en el que habitan.

De este modo, nos enseña la reacción de la clorofila y otros componentes fotosensibles que forman parte de estas piezas, cuyo resultado es absolutamente natural.

Con este trabajo, Santesteban decidió retratar la capacidad de asombro y sensibilidad que habita naturalmente en los niños. Lo que comenzó como un juego entre padre e hijo, se transformó en una invitación a ser testigos y cómplices. El proyecto se planteó también como un puente entre generaciones ya que el jardín al que se refiere es el mismo de su infancia, que se fue transformando en el tiempo, con las plantas como testigos silenciosos.

Su proyecto fotográfico, El extraño caso del jardinero, nace en el año 2011, momento bisagra en su vida que lo marca profundamente con el nacimiento de su  hijo Valentín, que coincide también con una búsqueda profesional donde decide abordar la exploración de procesos fotográficos alternativos, poniendo el foco en estrategias sustentables  y de bajo costo.  Algo así como la transformación de un acto alquímico que le permitiera revelar sus propias fotos, mientras transitaba la revolución / transformación que lo convirtió en padre y que continúa en plena evolución.

Cabe destacar que la  muestra expone piezas originales y cuenta con un área interactiva que invita al público a ser parte. Aquí los espectadores/visitantes podrán vislumbrar “revelaciones” en una montaña de hojas secas.

Las influencias también suman sus brotes y cobran vida los relatos fantásticos y revelaciones de la cultura popular latinoamericana. También tuvieron una fuerte incidencia Man Ray, Chema Madoz y Duane Michals.

La técnica utilizada se remonta a la exploración que combina la fotosensibilidad de pigmentos naturales. Método antiguo  que fue poco explorado.  Aquí Santesteban se refiere al trabajo de Herschel, Dahn, Ackroyd y  Harvey como referentes.

Previo a su llegada a Argentina, “El extraño caso del Jardinero” fue expuesto en Uruguay, Austria, Portugal y Angola. La muestra ha sido declarada de Interés Ministerial por el MEC (Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay) y cuenta con el apoyo del EAC (Espacio de Arte Contemporáneo de Montevideo).

La muestra en Buenos Aires surge como consecuencia del premio recibido en el Foro de Portfolios 2017 del Festival de la Luz.

“Herbario” es un trabajo en el que también trabajó con revelados sobre hojas de plantas. En este proyecto abordó la deforestación y transformación del entorno que lo rodea.

Para visibilizar este problema registró y exploró el poder fotográfico de especies que son catalogadas como “malezas” o “invasoras”, con el objetivo de reivindicar su lucha en contra del pavimento. Este proyecto aún se encuentra en proceso y ha sido declarado de Interés Cultural por el MEC (Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay)

El autor / Fede Ruiz Santesteban

Fotógrafo, arquitecto y docente, nació en Uruguay. Comienza en simultáneo su formación en fotografía y en arquitectura a finales de los noventa. Algunos años después y por diversos factrores, entre ellos la crisis económica de la región y los altos costos operativos, abandona las tareas vinculadas al laboratorio analógico tradicional.

En el 2010 comienza a explorar con procesos alternativos, tanto en la fotografía como en la  arquitectura, enfocándose en estrategias sustentables y de bajo costo. En el caso de la fotografía, las búsquedas tienen el anhelo de  poder recobrar el acto fantástico de materializar imágenes por sus propios medios, explorando el poder fotográfico de diversos materiales que encuentra en su contexto.

Ha expuesto sus obras en salas de Uruguay, Cuba, Austria, Portugal y Angola.  Dos de sus proyectos han sido declarados de Interés Cultural por el MEC (Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay).  Su trabajo ha sido difundido por varios medios de prensa de Uruguay, Argentina, Chile, México, Cuba, España, Reino Unido, Estados.

Del 30 de Julio al 17 de Agosto

Galería Arcimboldo 

Reconquista 761 Dto 14

Lunes a viernes de 16 a 19 hs

-CABA-

Dejar respuesta