El conflicto de la historia es  el peso que cargan no solo las víctimas o los acusados, si no aquellos que trabajan en el sistema judicial. En muchos letrados son una marca de Elite no por la profesión que ejercen,  si no por la clase social que pertenecen. Si creen que  esta crónica va a tener alguna crítica desde la dirección o desde lo cinematográfico entonces busquen otro tipo de crónicas. Para eso están los estudiantes de cine o los verdaderos críticos. Me parece interesante hablar del verdadero anclaje de pensamientos que nos deja El peso de la ley.

En la película  para el guion utilizaron datos del expediente donde surgieron frases como: “Nunca defendí a un inocente en 20 años de carrera, no me tocó”, “Lo que no está en el expediente no está en el mundo”, o “La letrada es tan idiota que ese va a ir preso por portación de abogada”. 

La justicia no existe, existe lo que se puede probar”, esta frase resume un poco de que se trata el Peso de la ley. Es una película de Fernán Mirás  que se lanzo como director. Junto al coguionista Roberto Gispert, que en una entrevista del Diario La Capital de Mar del Plata hallo lo siguiente. “La historia la escribimos con Fernán, está basada en un expediente real, que utilicé para recibirme (de abogado) y cuyo hecho ocurrió en un pueblo del interior” agregó Gispert. Quien sostiene que es un filme donde sostiene “el humor negro” para narrar una historia  que ocurre en 1983, a poco de que termine la dictadura cívico militar. “No caímos en mostrar hechos escabrosos ni escatológicos, es un filme sobre las luchas intestinas que se viven en el poder judicial”, agregó Gispert.  El coguionista, motivó el filme a un expediente que de tan absurdo, los abogados se lo pasaban entre ellos como un chiste. Conspirando que dentro de cada expediente y a pesar de lo que pueda contener en palabras, son relatos de los hechos de vida misma. Pero hubo personas que padecieron las decisiones de ese expediente, seguramente por las condiciones sociales a las que pertenecían.

“El peso de la ley” cuenta cómo la crisis profesional que vive Gloria (Barrientos), una abogada y defensora oficial en una ciudad del interior, es sacudida cuando es sorteada como letrada de un acusado por violación. El hecho pone en movimiento el paupérrimo aparato policial-judicial lugareño, así como los escondrijos del poder judicial y desnuda la realidad de una sociedad hipócrita, miedosa y prejuiciosa. Grandinetti personifica al juez, al tiempo que Onetto interpreta a una fiscal con pocos escrúpulos.

El elenco está integrado por Paola Barrientos, María Onetto, Darío Grandinetti, Fernán Mirás, Jorgelina Aruzzi y Dario Barassi.

Todavía estas a tiempo de apoyar esta apuesta de Fernán Mirás como Director en estas salas: Cinema Devoto  – Showcase Haedo – Belgrano Multiplex  – Espacio INCAA Km 0 Gaumont  – Cine Hoyts Unicenter.

Dejar respuesta