Confieso que deje pasar algunos días pensando que la bronca podría mitigarse, luego de un rato de profunda reflexión concluí que ese tipo de bronca no se disipa, este tipo de herida dura para siempre. Aun así debo sincerarme y advertir, que las palabras aquí vertidas no estarán exentas de indignación y de tristeza, aunque quiera disimularlo.

Hace no mucho tiempo, leí en algún lugar un título que decía más o menos así: “Hoy amanecimos medio muertos” y comprendí (como si un puente uniera aquel pasado con este presente) la profundidad de la afirmación al enterarme de la pronunciación de la Corte Suprema de Injusticia. Casualmente o no leía paralelamente que Foucault se preguntaba dónde estaba el peligro en el hecho de que la gente hable y de que sus discursos proliferen indefinidamente y también lo entendí.

Hace 40 años militares y civiles planificaron el peor crimen, el más deshumanizante que existió, el más cobarde, el más cínico de nuestra historia; todos los culpables están a un paso de quedar en libertad, derecho que no le concedieron a sus víctimas sino que los lanzaron al rio de la plata a algunos y a otros los ejecutaron de todas las maneras posibles.

Justamente si tendría que responder a la pregunta de Foucault simplemente escribiría que a los genocidas militares y civiles les molestó que los encarceláramos, que los señaláramos, que los escrachamos, que nos llevamos todo puesto con la fuerza de los oprimidos y los juzgáramos en nombre de los desaparecidos. Por eso, nuestro discurso se proliferó mientras el de ellos comenzó a tomar forma nuevamente alimentado por los nuevos vientos de cambio y la complicidad de quienes ayer se desgarraban las vestiduras los 24 de Marzo junto a las abuelas y madres.

Tengo bronca sí, pero su raíz es de tristeza que a medida que crece aumentan las ganas de seguir empujando. Empujando porque esto nos concierne a todos, no hay fronteras partidarias, no es cuestión de géneros ni de presupuestos ni mucho menos operaciones políticas; aquí nos jodieron a todos, a las generaciones pasadas, a las presentes y por sobre todo a las futuras. Sé que hemos fayado involuntariamente, pero no tengo dudas que lo ocurrido en nuestro país fue un genocidio planificado comandado por las clases dominantes; no hubo, ni dos, ni tres demonios, tampoco una guerra sucia. El Estado utilizó todos sus recursos legítimos y no tanto para detener, secuestrar, torturar, apropiar, y dejar al país devastado social y económicamente; eso se llama terrorismo de estado y los culpables hasta hace algunos días estaban en el lugar que se merecían estar.

En estos momentos tal vez algún represor sea tu nuevo vecino o quizás le dé clase de Ética y Moral a tus hijos, ya nada es seguro, no queda opción hay que prepararse y combatir en todos los frentes comprometidos como nos aconsejaba Sartre. En síntesis, está más que claro que no vamos a abandonar la lucha, eso lo saben por eso temen, por eso nos persiguen, por eso nos quieren desaparecer, ellos saben que somos mejores porque nosotros exigimos justicia no venganza. Vamos a agotar todas las instancias para encontrar a nuestros desaparecidos, esto recién empieza.

Hacia el futuro, hasta la victoria siempre!

________________________________________________________________________

Los organismos de derechos humanos abajo firmantes convocan a un acto bajo la consigna “Señores jueces: Nunca Más. Ningún genocida suelto. 30 mil detenidos desaparecidos presentes”. El acto será el próximo miércoles 10 de mayo a las 18 hs. en Plaza de Mayo.

Abuelas de Plaza de Mayo / Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora / Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas / H.I.J.O.S. Capital / Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) / Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) / Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) La Matanza / Asociación Buena Memoria / Comisión Memoria, Verdad y Justicia Zona Norte / Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz / Fundación Memoria Histórica y Social Argentina / Liga Argentina por los Derechos del Hombre / Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos.

______________________________________________________________________

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here