El Centro Cultural de la Cooperación ofrece para todxs lxs interesadxs, el 10 ciclo de “Teatro de Títeres y Objetos para niñes, adolescentes y adultes”. El ciclo consta de una gran variedad de propuestas que comenzaron este sábado 9 de febrero y se extiende hasta el día 24. La propuesta es muy interesante, de una excelente calidad, no solo desde el punto de vista escénico, además contiene mensajes oportunos para los tiempos presentes.

Cuando nos enteramos del evento, fuimos con mi hijo y un amigo suyo. Las expectativas eran grandes ya que la presentación así lo anticipaba.

La obra que elegimos fue la que inició el ciclo, “Lo que esconden los libros”. Inspirada en el cuento “El gato manchado y la golondrina Sinha”, con un despliegue escénico cuyos colores, música y guion nos llevaron a lugares mágico. La sala estaba completa mayoritariamente por niñxs acompañados algunos por sus padres y otros por sus madres. Lo que quiero dejar fijado en esta breve crónica es la cara de asombro de mi hijo y su amigo. Pasaron por todos los estados, desde la más fervorosa alegría hasta la tímida tristeza. Esos cambios de estados los dejaba reflexivos, absorbidos por la atmosfera creada por los actores Daniela Calbi (Silencio) y Ariel Varela (Amattino) y yo observaba con un ojo la obra, y con el otro sus reacciones. Lo interesante de la propuesta, por lo menos lo que a mí me empujó a escribir estas líneas, fue la adaptación de un problema que nos interpela día a día. La molestia que nos carcome internamente es, qué hacer cuando se combate entre dos frentes opuestos, entre cumplir con la ley o incumplirla, qué hacer cuando la construcción subjetiva heredada es embestida por otra que quiere abatirla, disputarle el liderazgo. Creo que algo se rompe, algo deja de ser como era y deviene un nuevo acontecimiento. Me pregunto esto porque la obra, interpreto, se hace esas mismas preguntas. En un momento cuando el gato se enamora de la gaviota, todos los animales que la rodean, se oponen a la unión porque “nunca un gato se casara con una gaviota”, expresaba uno de los personajes más conservadores (la vaca). Esa presión obliga a la gaviota a alejarse de su amado, postergando sus deseos y dejando lugar a los deseos del resto de la comunidad animal. Las leyes que allí imperan, decía otro de los personajes, pueden eliminarse a través de una revolución, un acontecimiento que las despedace y prepare el terreno para una renovación. Hoy en día transitamos por caminos en donde la palabra revolución ha tomado otro tipo de significados, y es importante destacar que un ciclo de títeres y objetos de papel puede ser el vehículo para incomodar el statu quo. Será por eso, que los dueños de todo desfinancian proyectos culturales, cierran escuelas, no habitan, ni practican la cultura, al contrario, la detestan. El arte, por el arte mismo, las expresiones que hacen sentir bien a las personas, subvierten las fibras más íntimas, deja dudas, preguntas que sirven para repreguntarnos nuestro lugar como sujetos productores de historia. Ante la inmunda oferta desmovilizante que puede encontrarse en las carteleras más “exitosas”, escondidos, pero letales, pueden hallarse eventos de este tipo.

Al salir del centro cultural, comentamos la obra, nos acercamos hasta el primer bar que encontramos. Bebimos licuados, comimos tostados de jamón y queso con la certeza de que una golondrina puede enamorarse de un gato, un hombre de otro hombre, una mujer de otra mujer, un hombre de una mujer, una mujer de un hombre.

Sábado 9 y Domingos 10 y 17 de febrero 17:00

Teatro de Títeres y objetos de papel pensado para niñas y niños. Dramaturgia: Ariel Varela. Intérpretes, dirección y puesta en escena: Ariel Varela y Daniela Calbi. 

Inspirado  en El gato manchado y la golondrina Sinhá de Jorge Amado. “Lo que esconden los libros” es un espectáculo de títeres, objetos de papel y clown que se va desplegando mágicamente en escena con una delicada estética inspirada en el artista austriaco Hundertwasser. Amattino invita a Silencio, a su escondite preferido, un lugar lleno de libros. Allí descubre que ella, hace tanto tiempo que no lee que se olvidó como hacerlo. Amattino le propone leer juntos una historia para que pueda recordar, pierda el miedo a la lectura y se sienta capaz de disfrutarlo. El cuento que Amattino elige especialmente para leer con Silencio es la historia de amor entre un gato y una golondrina. Un amor imposible para los demás, pero que ellos hacen posible pese a las diferencias.

Av. Corrientes 1543, Ciudad de Buenos Aires. 

4 Comentarios

  1. Gracias David por tus generosas palabras!! Es muy conmovedor recibirlas. Nos da mucha felicidad y fuerza para seguir luchando. Porque sí, creemos que el teatro debe ser algo que transforme, que nos haga aunque sea un cachito más libres! Salud!

  2. Gracias por la información, nos acercaremos con los chicxs. Y gracias David por dejarnos leer lo vivido con tus niños. Que viva el teatro y los títeres

Dejar respuesta