Cuando por el mes de mayo se denunciaba que estaban cerrando programas que perjudicarían a los niños, porque ya no iban a ser a nivel nacional, sino solo rentados para quienes creen que la música y el arte es un negocio, NO se equivocaron.

Lo que “mas de 20 mil chicos de todo el país de barrios vulnerables” disfrutaban y podían estudiar música, hoy quedo librado a ser socio o amigo del poder, y en este caso es muy notorio lo que están haciendo con eso: “Concierto ♪ Fundación Margarita Barrientos + Coro Banco Ciudad”.

El Ministerio de Educación había declarado -en mayo- que de ahora en más cada provincia será la que decida si continua o no este programa “Orquestas y Coros para el Bicentenario” que había sido creado hace ya más de 8 años.

Si bien este programa fue uno de los pocos que no se pudieron cerrar gracias a los reclamos de docente, músicos, y padres que apoyaron en su momento al ya despedido Claudio Espector, esto provocará cosas como las que estamos viendo acá (el Banco de la Ciudad) mostrando una fachada, y utilizando a Margarita Barrientos -quien a esta altura- es una vocera oficial del Gobierno de Macri, mostrándonos que se hacen cosas por los niños más vulnerables, y es todo a la inversa.

Casi lo mismo sucede con los afiches callejeros, te ponen un supuesto músico (quien nadie reconoce como tal) haciéndonos creer que apoyan al arte en las calles, y por atrás persiguen y hostigan a los mismos. “La FAAO (Frente de Artistas Ambulantes Organizados) colectivo cultural independiente que agrupa músicos, clones, payasos, malabaristas, titiriteros, estatuas, muralistas, bailarines, etc… que defienden como Asociación Civil el derecho al arte autogestionado en los espacios públicos”, es quien ya a denunciado -en varias oportunidades- a la autoridades del Gobierno de la Ciudad por su hostigamiento, y hasta intentos de secuestros de instrumentos si no salen de determinados puntos de la ciudad.

14713697_10154824057589448_5210912940344719275_nRetomando y visibilizando lo que te quieren ocultar Claudio Espector, pianista y docente, además de ser el impulsor del proyecto, fue quien garantizaba la dimensión nacional del programa, realizando las selecciones de docentes, las capacitaciones, los encuentros nacionales y giras de conciertos que integraban a los chicos de distintos puntos del país.

Hoy, este programa que contaba con 139 orquestas y 159 coros en todo el país, y reunía cerca de 20.000 niños y jóvenes para quienes la música abrió una nueva dimensión social y pedagógica, es totalmente nulo.

orquestas

Dejar respuesta