Por: Karina Delgado

No es un enemigo silencioso, son varios. Manejan intereses, acciones, negocios a corto plazo para ellos y daño irreversible para la salud de los pobladores cercanos al gasoducto, o al mal denominado progreso, que hace tiempo vienen sufriendo las causas de éstas prácticas (Fracking) y sus desechos tóxicos, escapes de gas, humo, olor a azufre, animales muertos.

El aumento de enfermedades cardiovasculares, alergias y «accidentes» (7 muertes), sin olvidar las explosiones del 2014 y la del 2015, en donde las presiones de la industria lo justificarían como «mal desempeño» por parte de los empleados.

Donde hoy la Secretaria de Medio Ambiente (Dina Migani) es dueña de una empresa de productos químicos que trabajan con las petroleras Quimpe SRL (ojalá fuera un chiste), pero es alarmante que además sea la encargada de controlar los Estudios de Impacto Ambiental y que tenga denuncias «cajoneadas» en su contra por una planta de residuos sin tratamiento.

Ni a Stephen King se le hubiera ocurrido tanto terror.

Las Empresas han querido sobornar a los pobladores a cambio de un pacto de silencio y no reclamar judicialmente nada, (apriete), eso dicen y así parece, que en pueblo chico el infierno es grande. Como los pozos a cielo abierto y la contaminación VACA MUERTA NEGOCIOS PARA ALGUNOS TRAGEDIA PARA TODOS.

Seamos la voz de los que hacen callar

Si nos afecta

nos involucra

nos compromete

directamente con la salud actual

con el cambio climático

y con los hijos de tus hijos.

Venga m’ hijo hoy le he de hablar de un tema tan cotidiano, que ni usted ni sus hermanos se han detenido a pensar y eso es por costumbre nomás, por haber nacido aquí, por venir de una raíz marginada de hace tiempo y contemplando en silencio lo que pasa en el país.

Tal vez nunca medité que usted con esa dos manos asiste a pagos lejanos, dándole luz y calor, que también mueve el motor, que anda el cielo y anda el mar; autopistas de ciudad y las comunicaciones, sin saber por qué razones nada viene y todo va.

Fíjese en el caño aquel, es el famoso oleoducto por donde se van los frutos, como quien dice a granel. Le costará comprender por qué este petróleo nuestro lo industrializan tan lejos y el subproducto después vuelve a su tierra otra vez, sabe Dios por que manejos.

Nuestro gas es entubado en caños de alta presión que llevan calefacción para entibiar otros pagos no se me quede asombrado si le digo que en el gas van muchas cositas más, con variadas propiedades, que enriquecen otros lares y empobrecen los de acá.

Y los parques nacionales parecieran extranjeros porque ah somos forasteros los nativos y locales y en sus bosques colosales, sucede que en ocasiones se convierten en tizones los leños que nadie saca y andan con bosta de vaca, en los ranchos los fogones.

Y aquellas torres en fila, sujetando el cablerío, se llevan de nuestro ríos lo mejor de la energía, no es una ocurrencia mía, ni lo quiero avergonzar, pero póngase a pensar que pasaría si nos dieran, por todo lo que se llevan, lo justito y
nada más.

Seguimos siendo colonia de la gallina de arriba, federalismo mentira, desde que tengo memoria. Allá se inventa la historia, aquí se escribe con sangre, mas vienen de tarde en tarde, en vísperas de elecciones a prometer soluciones que ya no engrupen a nadie.

No hablemos de agua pesada, regalías minerales, nada viene, todo sale, estrujando la ordeñada. La cuestión está estudiada para dejarnos de luto, usando cualquier conducto se llevan hasta la tierra, si nuestro sudor sirviera ya habría algún sudoructo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here