Después de varios meses sin tener noticias, nuevamente la Municipalidad de Córdoba convoco a una reunión el pasado 7 de septiembre, en el Registro Civil, para discutir cómo será la administración del ex Cine Teatro Moderno, Centro CulturalLA PIOJERA”.

Cabe aclarar, que desde 2014, hubo varias reuniones sin resultados concretos.

A esas reuniones, Defendamos Alberdi ha concurrido siempre, con la idea de discutir y construir la Gestión Popular del Centro Cultural “LA PIOJERA”.

En dichas reuniones, la Municipalidad de Córdoba, ha reconocido la lucha del barrio, para recuperar este espacio, ha reclamado paciencia, respeto y confianza. De nuestro lado exigimos voluntad política, para reabrir el espacio y garantizar el debate para construir la Gestión Popular.

Cómo es de público conocimiento, desde hace años hemos construido una idea central de cómo podría funcionar dicho Centro Cultural. En ese sentido, hemos asistidos a todas esas reuniones con el Estado Municipal, con la esperanza de ser atendidos en la propuesta.

Grande fue la sorpresa, al encontrarnos con que la Municipalidad, a través de la Secretaria de Cultura, anunciaba en dicha reunión, la constitución de una Mesa con poder de decisión, donde tendrían representación diversas instituciones. Nos llamó la atención el apoyo del Centro Vecinal Alberdi a dicha propuesta.

La Gestión Popular, más que nueva expresión, es una nueva construcción. Como tal, amerita discusión, debate y aporte de propuestas. En ese marco fuimos a la reunión. No a que nos impongan una estructura institucional. No. No se trata de eso. Y no es capricho de unos ”chicos”. Es la voluntad de construir lo nuevo. Para garantizar la presencia de la cultura popular en la PIOJERA. Eso es lo que nos moviliza.

Es sabido que muchas veces, la cultura se transforma en un gran negocio. Nuestro paradigma indica lo contrario: no debe ser el lucro desmedido la finalidad de la cultura.

Es por ello, que cuestionamos enérgicamente, la propuesta municipal de formar una Mesa integrada por 18 personas “representativas de instituciones y organizaciones”.

Nos preguntamos: ¿qué criterio se tiene para designar quienes y no pueden integrar la Mesa? Si surge algún individuo con alguna propuesta ¿será ignorado? ¿Cuál será su representación? ¿es gente idónea, conocedora de la temática?

Realmente nos sentimos censurados. Nunca quedo en claro si fuimos a una asamblea o a una conferencia de información donde ya estaba todo “cocinado”. No nos extrañan estas prácticas de parte de la Municipalidad de Córdoba. Además, no se les permitió plantear sus dudas a arquitectos que iban a preguntar por el avance de las obras.

Luego de largas discusiones, nos “permitieron” un breve lapso de tiempo para “mostrar” nuestro proyecto. Proyecto que tiene años de trabajo, esfuerzo y debate. PEDIMOS PASAR A UN CUARTO INTERMEDIO, para debatir nuestro proyecto y los que se presentaran. Nuevamente se negaron.

Fuimos a votación y pretendían que votara un representante de cada institución u organización. Que incoherencia. ¿Para que salieron en todos los medios convocando a los vecinos y vecinas si después no se los dejaba opinar?

Finalmente, se procedió a la votación por individuo presente, con dos propuestas:

1- Conformación de la Mesa

2- Continuar en estado asambleario, esta última impulsada desde Defendamos Alberdi.

Sin embargo, la Municipalidad logro imponer su criterio de constituir la Mesa, gracias a los votos que les aportaron varias instituciones, entre ellos el Centro Vecinal Alberdi, cuyo presidente Dante Martínez, se mostró aliado de la propuesta municipal, operando para ellos y votando junto a los funcionarios de Mestre.

En ese contexto termino la asamblea, con mucha bronca, pero con la convicción de que comienza una nueva etapa en la lucha, para garantizar la Gestión Popular.

En conclusión: una vez más se da esto de hablar en idiomas distintos. La Municipalidad de Córdoba, a través de la Secretaria de Cultura, sigue dando vueltas en torno a establecer la Gestión Popular. Cuando expresamos que no hay voluntad política de llevarla a cabo, a eso nos referimos. Se dice una cosa y se practica otra. No se trata de capricho. Se trata de entender que los funcionarios deberían escuchar el reclamo y las propuestas, pero no solo para escuchar, sino para permitir la participación ciudadana. Siempre hablan de que tengamos confianza, buena fe, de llegar a consensos…Si se pretende eso, se debe primero actuar en consecuencia. Se entienden las dificultades, pero si decimos hacemos reuniones mensuales y las postergamos 6 meses ¿Cómo pretenden que no desconfiemos?

Con arbitrariedades, censura, oportunismo, descalificaciones no se construye. Se lo hace con participación, constancia, investigación, opinando sin tenerle miedo al debate.

Seguimos adelante, para garantizar la Gestión Popular de LA PIOJERA con movilización, compromiso y lucha.

MEMORIA, IDENTIDAD Y LUCHA

DEFENDAMOS ALBERDI

Dejar respuesta