No tiene sentido” nos trae una puesta en escena de humor físico, dirigida y protagonizada por Sebastián Cofré y Gastón Cabarrou.

2 Payasos con naturaleza humana controlados y confrontados por una extraña fuerza sobrenatural.

Sus situaciones cotidianas no terminan de la mejor manera; sus sombras, los territorios, desequilibrios e incomodidades, llevan a una guerra, una guerra que se detiene en el tiempo, tiempo que vuelve hacia atrás…”

Llevando al extremo el detalle de lo cotidiano es donde reside el juego, en la intimidad del Clown es donde se halla la risa.

No tiene sentido es la fuente de la juventud de nuestro espíritu.

El trabajo físico que se hace presente en la obra me llevo a pensar en lo lúdico de la infancia, donde el interior de una caja de cartón con botones dibujados me hacia de nave espacial.

Es así que esta obra se convierte en nuestra nave, en un viaje a otras dimensiones, mundos creados a partir del frenesí de un zapping televisivo e instancias donde lo absurdo se vuelve posible, donde el cuerpo y su lenguaje nos lleva por distintos escenarios que acaparan nuestra atención, porque es preciso volver a estar presentes, porque “mirar una pantalla, no tiene sentido”

Actuación y Dirección: Sebastián Cofré – Gastón Cabarrou.

Crónica Vera Schmit – Fotos: Emiliano Canelas.

Dejar respuesta