“Mucho me gustaría que el espectador se dejara llevar por la maquinaria rítmica de los personajes. Son personajes comunes. Reconocibles, pero la bruma que los envuelve y las circunstancias por las que atraviesan los pueden convertir en personajes excepcionales. Hay que recorrerlos. Dejar el juicio momentáneamente.” T. P.

“Lo quiero siempre de actor en mis obras”, decía Tato autor de Pavlovsky actor. Hoy estamos sin Tato, y nos alejamos de la representación para merodear en un viaje multiplicado en cada cuerpo que violenta la narración para construir líneas que se fugan y devienen imperceptibles. Como un espejo torcido. Un ENTRE, que borra la distancia entre público y ejecutante. Un RITORNELLO constante que nos interpela. En fin. Resistir, Cholo. Fugarse para resistir.

Elenco: Cali Mallo, Bárbara Mastronardi, Gustavo Fernández, Laura Pons Vidal, Lucía Loydi.

Diseño espacial: Sole Chavarría – Graciela Camino

Dirección de arte: Sole Chavarria

Realización escenográfica: Carlos Lo Bianco

Diseño de iluminación: Bernardo Morico

Entrenamiento vocal: Claudia Cantero Diseño de movimiento: Jazmín Titiunik

Composición musical y ejecución en vivo: Diego Demarchi

Diseño gráfico: Cali Mallo

Fotos: Yago Loydi

Prensa & Difusión: Simkin y Franco

Producción: Lucía Loydi – Diana Rutkus

Asistencia de dirección: Diana Rutkus Dramaturgia y Dirección: Graciela Camino

 

Graciela Camino es una de las directoras y fundadoras del espacio Oeste Usina Cultural, coordinadora de grupos de entrenamiento, directora teatral y actriz. Desde 1993 y hasta finales del año 2007 desarrolló su actividad en el Excéntrico de la 18º junto a Cristina Banegas. De allí surgieron varios de sus trabajos como directora: “Formas de hablar de las madres de los mineros” (1995), “Hechas contra el decoro” (2004), “Luminile” (2005) , “Ranqueles” (2006), “La medida de la normalidad” (2007), además de otras experiencias como “Coronda en acción”, realizada con la participación de actores y ex presos políticos de la cárcel de Coronda que se estrenó en el Centro Cultural Ricardo Rojas y luego viajó por distintas ciudades del país. Como actriz trabajó bajo la dirección de Cristina Banegas y Paco Giménez.

Eduardo Pavlovsky nació en Buenos Aires el 10 de diciembre de 1933. Tras recibirse de médico psiquiatra en 1957, comenzó a formarse como actor con el grupo independiente Nuevo Teatro, dirigido por Pedro Asquini y Alejandra Boero. Influenciado por el teatro de vanguardia europeo, principalmente por Samuel Beckett, en 1960 fundó el grupo Yenesí, con el que puso en escena obras de Beckett, Pinter, Ionesco y Arrabal y, a partir de 1962, textos propios. En la década de 1960 comenzó a trabajar con el psicodrama, por primera vez en América Latina. A lo largo de su carrera recibió numerosas premiaciones y reconocimiento de la comunidad nacional e internacional y obtuvo el Doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional de Río Cuarto en 2010. Falleció el 4 de octubre de 2015 en Buenos Aires pero se actualiza, cobra nuevos significados y nos sigue interpelando.

Oeste Usina Cultural nació el 8 de marzo de 2008, en el barrio de Caballito, arriba del histórico Mercado del Progreso. Conocimos a Alfredo Andrada, carnicero, miembro de la comisión directiva y el principal promotor de la recuperación del primer piso tras el embate que sufrió el mercado en los ’90. Para sus fundadoras Graciela Camino y Emilia Bonifetti Oeste se siente como una posibilidad día a día y las encuentra renovándose constantemente, apostando a más y mejor teatro a través de encuentros con nuevos elencos de todo el país y de la región; como así también con otras disciplinas, en esta construcción que creen y sostienen: deber ser colectiva.

Funciones: viernes 22 hs

Dónde: Oeste Usina Cultural

Dirección: Del Barco Centenera 143, timbre A

Dejar respuesta