Verdad, justicia y memoria. Tres palabras que cuadran de manera cabal y dolorosa para la historia argentina y para las peripecias en la vida de Emilia, quien se descubre como Laila a lo largo de estas páginas.

Dos identidades para armar el rompecabezas de su origen, atravesado por la muerte, las mentiras y la represión. Los sentimientos ambivalentes hacia su vida actual y su pasado, el deseo y el amor se entremezclan en la búsqueda de la verdad.

“Una tarde, al verme tranquila, limándome las uñas, me mostró unos pagarés y expedientes con los juicios en los que papá había estado involucrado por haber participado en el golpe de estado del ’76, pero de los cuales había salido sobreseído. Los puso sobre la mesa pero yo no los miré, entonces él comenzó a leerme algunas partes.

(…) hice como que no le prestaba atención a la hoja que Nacho sostenía frente a mis ojos. Casi había acabado con la uña, y cómo me dolía.”

Pasaje de “Prisionera”.

 

Gabriela Alfie nació en Buenos Aires y actualmente vive en Venado Tuerto, Santa Fe. Escribe novela, poesía, cuentos, guiones para software, libros didácticos y de interés general. Con más de veinte volúmenes publicados en Latinoamérica, viaja mucho para promocionar sus obras, da y asiste a talleres literarios.

Su formación incluye distintas especialidades, entre ellas las nuevas tecnologías, con las cuales ha logrado plasmar obras que integran el mundo de los libros con el digital.  Prisionera es su primera novela.

Dejar respuesta