Esta mañana vi esta imagen. La vi, la leí y me puse a buscar un audio que me diga que lo que estaba leyendo era real. No porque espere algo bueno de María Eugenia Vidal ni me sorprendan sus declaraciones nefastas, para nada. Pero algo en mi decía… Esto ya es demasiado.

Por eso le quiero responder, gobernadora:

Vivo en La Matanza hace más de 25 años, en Gregorio de Laferrere, cerquita de la ruta 3. En éste barrio de nacidos en la pobreza atravesamos la crisis del 2001 a mate cocido y pan. Pasamos no una, sino muchas inundaciones, vimos flotar en el agua lo poco que teníamos varias veces.
Vimos a nuestras madres acarrear garrafas, llevando y trayendo en sus espaldas aquello que nos calienta el agua para bañarnos, comer y calentarnos, pagando aveces hasta 10 veces más que cualquier usuario de gas natural. Nosotros y nosotras no tenemos gas natural, nunca tuvimos y por lo visto no vamos a tener… Aparentemente esos privilegios no son para los nacidos en la pobreza.

Nos educamos en la escuela pública como se imaginará, esas escuelas que tampoco tienen gas, aveces falta el agua y ni hablar de alguna estufa que caliente en invierno. Nos educamos ahí con las y los docentes que muchas veces además de ser nuestros docentes eran vecinos y vecinas.

Crecimos en nuestro barrio y nos educamos en nuestras escuelas, aprendimos acá que la educación es la única herramienta que nos queda para luchar contra ustedes, los dueños de todo. Nos abrigamos en las bibliotecas populares, aprendimos a construir colectivamente con nuestros vecinos, amigos, compañeros.

Llegamos a la universidad… increíblemente para usted, gobernadora lo hicimos. Y somos un muchos y muchas los que llegamos. Las y los nacidos en la pobreza también llegamos a la universidad, María Eugenia.
Aunque estructuralmente todo esté diseñado para que entremos por la puerta y salgamos por la ventana, seguimos estudiando. Defendemos la educación pública y a nuestros docentes, creemos en ellos.

¿Es más difícil? Si, para nosotros y nosotras todo es más dificil. Pero la vida nos preparó para bancar la parada.

Nosotros, las y los destinatarios del trabajo precarizado, aveces vamos a la universidad con pocas horas de sueño encima. Aveces vamos a la universidad con lo que tenemos en la SUBE. Aveces vamos a la universidad sin ganas… Pero vamos igual y vamos a seguir yendo. Porque sabemos que somos nosotros y nosotras, a quienes ustedes les tienen miedo.
Por eso les molestan las universidades públicas, por eso cierran los institutos de formación, por eso siempre hay plata para su aparato represivo, las fuerzas de “seguridad” y nunca para las y los docentes.

Sigan teniendo miedo, lo bien que hacen.
Las y los nacidos en la pobreza estamos un poquito cansados de que nos mojen la oreja, ya no tenemos ganas de escucharlos a ustedes. Ahora queremos hablar nosotros. Nos van a encontrar en la calle, una y mil veces, van a escuchar nuestras voces aunque volvamos al barrio sin garganta. Vamos a seguir estudiando aunque se nos termine la garrafa, vamos a dar vuelta todo, todo.
Asique si, tengan miedo, y sigan tirando de la cuerda que en una de esas se termina rompiendo.

*Kiki Velázquez, estudiante de periodismo en Universidad Nacional de Avellaneda*

4 Comentarios

  1. Muy bueno lo que escribiste, me permitís usar la última parte para hacer una canción? X supuesto q va a llevar tu autoría la letra, muy bueno, soy Martín de lomas del mirador

  2. “Nadie que nace en la pobreza llega a la Universidad” es una afirmación, primero, falsa y, en segundo lugar, vergonzante (en especial…de quién viene, ni más ni menos).
    Ahora bien, que el acceso a la educación, en todos los niveles, se haya vuelto por desgracia un privilegio, es otra cosa… un motivo para pre-ocuparse y ocuparse con urgencia; NO una excusa para resignarse.
    Señora gobernadora Vidal: la educación es un derecho y es obligación del Estado garantizarla.

    Un abrazo compañera KIKI

  3. Kiki te conocí hace unos días en la parada del metro bus …Nos presento un amigo.. basto una breve charla charla para saber de q madera estas hecha!!! Y acá te/me encuetro leyendote….y suscribo cada palabra… Hay una sola salida y es con los demás!!!

Dejar respuesta