por “La Kiki Velázquez

Jorge Julio López nos falta desde el 18 de septiembre de 2006, ese día se desarrollaban los alegatos que iban a demostrar la existencia de un genocidio producto de un terrible plan político, social y económico en nuestro país y la responsabilidad del represor Miguel Osvaldo Etchecolatz como mano derecha del ya fallecido Ramon Camps. Por primera vez una sentencia iba a establecer que en nuestro país hubo un genocidio, pero López, el hombre que después de tantos años de silencio pudo acusar a sus torturadores, nunca llego.

Efectivamente la condena fue la esperada, años de lucha habían dado resultado, Etchecolatz había recibido la condena de reclusión perpetua por delitos de lesa humanidad, pero faltaba López, estaba desaparecido.

Así fue como Jorge Julio López se sumó a la lista de desaparecidos en democracia, junto con Luciano Arruga, Andrés Nuñez, Miguel Bru y tantos más, lista que lejos de disminuir crece y crece cada año en manos de las políticas represivas del estado nacional, dándonos una sola certeza SIN ELLOS NO HAY NUNCA MAS.

Al momento de la desaparición de López, la policía de la provincia tenía en sus filas a más de 3.000 efectivos que en los 76’ y 77’ estuvieron destinados en dependencias donde funcionaban centros clandestinos de detención, por lo que entender que fue secuestrado por integrantes de esta fuerza no resulta muy difícil. Lo cierto es que además de la responsabilidad de los autores materiales del secuestro y desaparición de López, no podemos NI DEBEMOS, pasar por alto la responsabilidad política de que no haya aparecido nunca. Néstor Kirchner nunca respondió por el encubrimiento y complicidad por parte de los organismos de seguridad, tampoco lo hizo Cristina Kirchner y por supuesto que Mauricio Macri tampoco, que no solo refuerza la represión cada vez más, sino que otorga prisión domiciliaria al genocida que hizo desaparecer a López.

Han pasado ya diez años de aquel día y todavía seguimos esperando respuestas.

Han pasado ya diez años y seguimos exigiendo:

APARICION CON VIDA DE JORGE JULIO LOPEZ.

REMOCION DE JUECES Y FISCALES COMPLICES.

EXONERACIÓN A TODOS LOS INTEGRANTES DE LAS FUERZAS QUE SE DESEMPEÑARON DURANTE LA DICTADURA.

JUICIO Y CASTIGO A TODOS LOS GENOCIDAS Y SUS COMPLICES.

“Su ausencia significa, para nosotros, su presencia permanente”

¡JORGE JULIO LOPEZ PRESENTE!

¡AHORA Y SIEMPRE!

lopez-falta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here