Por: Karina Delgado

Parece el título de una nueva película de Capusotto, pero así se informó en las noticias sobre el activismo de los que no comen carne. El concepto es mucho más amplio y va más allá del asado, su verdadero título frente a la crisis climática es TODOS CONTRA LA PACHAMAMA.

Nos enteramos poco, más bien cuando muere algo, alguien, o se ocasiona otra tragedia ambiental (evitable).

¿Serán los medios de distracción masivos o nuestro propio desinterés? que nos mantiene alejados o enfocados en otros temas, no mucho menos importantes los símbolos de una vida digna… si no tuviéramos que lamentar las consecuencias del calentamiento global (claro), causado por el modelo del Agronegocio, las prácticas extractivistas y contaminantes del aire, agua y de nuestros alimentos.

Provocando enfermedades (para luego vender sus vacunas) MONSANTO – BAYER.

La desinformación es cómplice de éste consumo irresponsable y puede dañar tanto a la salud como a su origen. Si Afecta al ecosistema, afecta directamente a las comunidades y sus economías, no solo en términos ecológicos o ambientales, sino más bien ante el caos silencioso que va imperando en el impacto de la sociedad.

La colonización del estado y la privatización de los recursos naturales enfrentan a la pobreza y las enfermedades, causando principalmente dislocación social y desplazamiento poblacional.

La solución es paliativa pero determinante, NO más efectos nocivos por nuestras causas (plástico) ya que todo va a parar al mar.

Construir desde la participación consciente y alcanzar una cohesión social necesaria para resolver los problemas a los que nos enfrentamos.

La respuesta está en los actos…

Greenpeace se infiltró en el acto inaugural y desplegó carteles en el acto inaugural. La protesta se realizó en el escenario, con pancartas que se desplegaron durante el discurso del presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina .

Los carteles contenían dos pedidos: «Ganaderos: basta de desmontes», indicaba uno, en referencia a la denuncia de la organización sobre la «expansión descontrolada» de la ganadería intensiva en el norte del país que, según ellos, implica la destrucción de los bosques del Gran Chaco argentino y la extinción del yaguareté. «Destruir bosques es un crimen», indicaba el otro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here