Absurdo y voltaje – por: Natalia Rey Callone

0
1157

Al fin morimos /
contagiados por el Amor

– “Melodías”

En algún rincón del lejano Oeste de Buenos Aires nacía Parodia del absurdo durante el invierno del 2010. Con Agu en la voz, Goli en la guitarra y coros, Feli en el bajo y coros, y Joa tanto en la batería como encargado de la poesía, este grupo encuentra un equilibrio en el ecléctico flujo sonoro que resulta su Música.

Se trata de una banda invadida por el voltaje; de una banda en la que el grito se vuelve canción, la poesía, universo, el absoluto, absurdidad. Se trata de una banda que, aun consciente de que “en el lugar en que vivimos / para el arte no hay lugar”, busca una nueva forma de expresión que logre captar el ritmo de la absurda vida moderna.

Si bien muchas veces es difícil de escuchar el sentimiento genuino, aquella verdad individual de la que hablaba Rousseau, lo es todavía más plasmarlo en una obra de Arte. Luego de sus dos trabajos discográficos, Parodia del Absurdo nos demuestra que todavía hoy el artista puede anclarse firme y escupir su verdad sobre cualquier prejuicio, moda o abulia masiva.

  • ¿Qué pueden comentarnos sobe el nombre de la banda?

El nombre es algo así como un espejo, más precisamente la obra de un viejo chamán; el oxímoron, lo que es en apariencia algo opuesto en esencia; un tercer concepto.

  • En su Música aparecen ecos de diversas índoles; ¿Quiénes son sus referentes? ¿quiénes, los artistas faro que los iluminan intermitentemente?

No sé si se trata de nombres propios a esta altura. Como todo eco se construye como una reflexión de un sonido que se emitió en algún lado, que se expandió, que contagió; por eso es especial cuando te inunda una sensación nueva. Absorbo, me gusta masticar lo inmediato, lo que siempre estuvo ahí, lo servido en bandeja y las figuritas difíciles que siempre se escabullen. Mi Música es su Música.

  • ¿Cómo se da la dinámica compositiva entre ustedes?

Ahí estamos frente a un problema –risas–. Es impredecible. Hay cosas que nacen del juego propiamente dicho, de una inocencia que creo tener aun y que con el paso del tiempo se resignifica. Se intercambian lugares bajo una misma tela. Roce. Hoy.

  • “Crear un universo con el verso”; ¿de ese modo encaran la labor poética?

Las palabras no me pertenecen. Nada es mío; es un flujo constante. Vaivenes. Es muy lindo no saber a quién le perteneces, y si sos o no lo que representás.

  • En su tema “No!” el yo-lírico sostiene: “Confié en creer y no en sentir”. ¿Cómo se articula la dicotomía Pasión/razón en el resto de su obra?

La misma guerra de siempre: un encisme, a eso voy.

  • ¿Qué opinan del rol que cumple el músico under dentro de nuestra sociedad?

Lo importante es decirlo; quien busca encuentra. Está en una red dentro de otra red, tan individualizada como inabarcable. La dimensión desconocida –risas–. Está ahí, propone algo, abre el juego.

  • ¿Cómo se preparan para el 2017?

Un poco de disciplina no vendría mal; refrescar las ideas, mudar la piel, prepararse para otra foto, la tercera, que está en proceso, mutando conmigo. Is it easier to inform somebody now, compared to https://order-essay-online.net/ the past

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí