Más de 38 mil personas ya están reclamando que se penalice la deforestación y los desmontes ilegales. Pero se necesita de mucha más gente para poder lograr una Ley de Delitos Forestales que frene la destrucción de bosques.

Peter Lanzani participó de este spot para alertar sobre las terribles consecuencias de la destrucción de bosques y exigir que estos crímenes contra la naturaleza se conviertan en un delito penal. Con la locución de Lalo Mir, el video muestra al actor atrapado en una cabina que va llenándose de agua mientras se intercalan imágenes de desmontes e incendios de bosques protegidos.

Solo nos queda el 27% de nuestros bosques. Son más que paisajes y el hogar de animales. Son vitales para las comunidades que habitan allí, pero también para quienes viven a miles de kilómetros de distancia. Las inundaciones son un ejemplo muy claro. Cada vez que llueve con intensidad no hay nada que frene el agua. Porque ya se llevaron a quienes pueden absorverla: los bosques.

En el Parque Nacional Nahuel Huapi, en Villa La Angostura, Neuquén, desmontaron bosques nativos protegidos para construir un circuito de motocross. La superficie destruida tardará 200 años en recuperarse.

Desmontes e incendios forestales intencionales arrasan con nuestros últimos bosques nativos, y provocan inundaciones cada vez más perjudiciales. Lamentablemente en Argentina estos crímenes contra la naturaleza no tienen condena: quedan completamente impunes o simplemente se les cobra una multa insignificante. Sumá tu apoyo para que la destrucción de bosques se convierta en un delito penal, se condene a los funcionarios que otorguen permisos de desmonte en zonas protegidas y se obligue a los culpables a reforestar.

Mirá el video y firmá para que la deforestación ilegal se convierta en un delito penal. Hacé click aquí.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here