Nasa Histoires lanza «Girasol», una canción de melancolía en tono de rock gitano

0
203

Es una canción de amor puro y real en tiempos en donde este sentimiento es tan necesario. El sonido es una vibración positiva y un mood lleno de colores y texturas brillantes.

Después de haber lanzado álbum debut ‘Aquellas Historias’,la banda colombiana de música alternativa Nasa Histoires logró posicionarse como una de los proyectos más destacados del departamento de Boyacá y sus alrededores gracias a canciones que lograron alto impacto en su comunidad de fans como ‘Luciérnaga Artificial’ o ‘La Gata Negra’.Adicionalmente, la agrupación logró ampliar su alcance a diferentes ciudades del país y sus seguidores han crecido de manera exponencial en Colombia y Latinoamérica.

Durante esta primera parte del año, la banda compuesta en la actualidad por Daniel Pinto en la voz y composición, Víctor Cely en el saxofón, Santiago Jiménez en la batería, Jair Serrano en la guitarra y Daniel Tovar en el bajo culminó la grabación de su segundo trabajo ‘Flora’ el cual estará compuesto por 8 tracks que serán lanzados en el transcurso del año como sencillos.

Estas canciones hacen alusión a todas las problemáticas emocionales que han sido invisibilizadas en la sociedad contemporánea con sonidos experimentales y letras profundas.

El nuevo álbum de Nasa Histoires se grabó en Árbol Naranja de la mano de Javier Ojeda (Burning Caravan) como productor, Antonio Suárez en la mezcla y Felipe López en el máster. Así mismo, la agrupación tiene una amplia agenda de conciertos a nivel nacional en importantes tarimas que serán anunciados a través de sus redes sociales.

‘Girasol’ es el nuevo lanzamiento de Nasa Histoires y el primer sencillo de su disco ‘Flora’. Es una canción con una letra cruda que retrata el padecimiento de una sociedad que quiere poseerlo todo. Es una canción con la que todos se pueden sentir identificados, tanto aquellos que han sido marchitos por alguien que juró amor,como los que han apagado el brillo de lo que algún día amaron, por culpa de su egoísmo, inseguridad e idolatría.

«Es la metáfora perfecta de lo que experimentamos cuando vivimos una relación tóxica que, así como la flor, se marchita una vez le arrebatamos su libertad», comenta la banda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí