Novedad editorial: Agujero negro, de Andrei Bourbaki.

0
699

En Agujero negro, Andrei Bourbaki nos presenta su mirada sobre un tema poco explorado y sin embargo basal en la actualidad social y política: la burocracia. Porque como explica el autor: un estudio de la universidad de Palermo y la consultora TNS Gallup indica que la actividad más detestada por los argentinos es hacer trámites. Muy lejos del desagrado que les producen las tareas domésticas, y más aún del transporte al lugar de trabajo. Lo que no dice el estudio, es que realizar trámites no sólo es detestable, sino caro, inútil y paralizante.

“Es un misterio cómo los Bancos, que nunca han servido para nada, lograron que una actividad parasitaria sea entendida como algo positivo, una verdadera gauchada (y no una guachada). Cualquier vendedor de productos truchos estaría feliz de poder manipular a su público de esta manera. En realidad los Bancos en Argentina han servido para tomar el dinero ajeno y meterlo en su bolsa, sin prestar ningún servicio. Como dijo Muhammad Yunus: ¿Por qué es la gente la que debe ser digna de los bancos?, ¿acaso son los bancos dignos de la gente?”. Con una visión de la realidad dura pero a la vez sarcástica y con matices positivos, Andrei Bourbaki ofrece al lector un libro de ensayos sobre un eje que atraviesa nuestra vida cotidiana y nuestra actualidad sociopolítica: la burocracia.

“Nadie debería estar preso en las cárceles tal cual las conocemos. Pero muchas personas no pueden estar libres, simplemente representan un peligro para todos. Habrá que diseñar ámbitos con una perspectiva nueva, desde la arquitectura hasta la psicología, pasando por el trabajo, el estudio, entretenimientos etc. Para proporcionarles un ámbito de vida. El costo de un detenido, actualmente es enorme, de modo que la economía no es una excusa. El espacio, en un país de tres millones de kilómetros cuadrados, no puede ser un problema, no debería haber hacinamiento”. (Fragmento de Agujero negro, de Andrei Bourbaki).

foto_solapa_andrei_bourbaki_1Andrei Bourbaki

El autor de Agujero negro elige este seudónimo a la hora de presentarse, aludiendo de forma cómplice a un célebre colectivo de matemáticos franceses de la década de 1930, cuya meta era revisar los fundamentos de la matemática como se conocían hasta ese momento, y que impactó de manera notable en la ciencia contemporánea.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí