Ángeles Caídos.- por: Batichica. Reflexionar sobre Malvinas es una obligación.

2
1971

El 2 de abril de 1982, la dictadura sorprendió con una noticia inesperada: una fuerza militar conjunta desembarcó en las cercanías de Port Stanley y recuperó las islas Malvinas luego de breves combates, en los que hubo muchos argentinos.

Desde la implementación del golpe, una de las formas de generar consenso y legitimar el terror fue apelar al discurso nacionalista: apropiarse de los símbolos nacionales y describir al enemigo como un agente externo de la infiltración marxista internacional. Del repertorio de símbolos nacionales, la causa Malvinas había sido la que, a lo largo del siglo, más adhesiones habían despertado entre las más diversas posturas políticas.

A mediados de diciembre de 1981, Galtieri dio instrucciones a su canciller para que iniciara una fuerte campaña diplomática para la recuperación de las islas. Si las gestiones diplomáticas no prosperaban, el operativo militar debía hacerse de manera sorpresiva para producir un acontecimiento que torciera la negociación. En estas especulaciones nunca fue contemplada la posible respuesta militar británica.

Las acciones debían llevarse adelante durante 1982, ya que el 3 de enero de 1983 se cumplirían los 150 años de la ocupación británica.

El 16 de marzo de 1982, en Puerto Leith, en las islas Georgias del Sur, un grupo de obreros argentinos que había sido trasladado allí para desmontar las instalaciones de un astillero, realizó un gesto provocador: izó la bandera nacional y realizó unos disparos al aire. Los integrantes del British Antartic Survey ordenaron arriar la bandera e informaron del hecho al gobernador de las Malvinas, Rex Hunt, quien le pidió a su gobierno la expulsión de los obreros.

Ante la amenaza británica de actuar por la fuerza, un grupo comando argentino llamado «Los Lagartos”, conducidos por Alfredo Astiz (integrante de los grupos de tareas de la ESMA), desembarcó en las islas para defender a los obreros argentinos. Y lo hizo en una fecha simbólica, el 24 de marzo de 1982, el día del aniversario del golpe.

Entre el 20 y el 26 de marzo se produjo una escalada en el conflicto: Margaret Thatcher autorizó el envío del buque Endurance a las Georgias con el fin de desarmar a la dotación argentina, lo que provocó que la Junta Militar se decidiera por lanzar la operación del desembarco en las islas.

Se desembarcó en las islas el 2 de abril. Los éxitos iniciales de las primeras maniobras y las movilizaciones masivas de apoyo a la recuperación de las mismas provocaron, entre otras razones, la decisión de convertir al desembarco en el primer episodio de la guerra de Malvinas.

La población apoyó la recuperación. Hubo movilizaciones espontáneas y organizadas en diferentes lugares del país. Este apoyo se concentró, sobre todo, en la figura de los soldados que estaban siendo enviados a Malvinas: los conscriptos de las clases 62 y 63, muchachos de entre 18 y 19 años, bautizados tempranamente como los chicos de la guerra. Se empaquetaron y enviaron donaciones, los niños y los adolescentes enviaron cartas de apoyo desde las escuelas, dirigidas a un genérico Soldado Argentino.

Malvinas significaba un símbolo de despojo imperialista y, por ende, una causa justa. Para muchos recuperar las Malvinas era un punto de partida para recuperar la nación.

Sin embargo, a medida que trascurría la guerra y las afirmaciones triunfalistas que transmitían los medios de comunicación se tornaban insostenibles, el clima favorable a la ocupación de las islas devino en incertidumbre y, con la rendición final de las tropas argentinas en junio de 1982, esa incertidumbre se transformó en bronca colectiva.

La guerra de Malvinas duró setenta y cuatro días. En ella murieron 649 soldados argentinos (323 en el hundimiento del buque Gral. Belgrano y 326 en combate en las islas) y 285 británicos; los heridos superaron los mil para el caso argentino y setecientos en el británico. Más de 350 ex combatientes argentinos se suicidaron desde el fin de la guerra hasta nuestros días.

Reflexionar sobre Malvinas es la responsabilidad que tenemos como ciudadanos, es una manera de no olvidarnos que son argentinas, que vamos a seguir reivindicando nuestra soberanía sobre ellas y que los que murieron por ella son héroes. Cada uno de los compatriotas que quedaron sepultados en Malvinas o en el fondo del Atlántico Sur es un héroe nacional que valoriza con su vida la causa por la que luchó y es un orgullo para sus familiares y para todos los argentinos que lloramos sus pérdidas.

Será nuestra obligación que ese testimonio pase a las nuevas generaciones, para que el recuerdo de su generosidad nos acompañe siempre.

Hoy, Malvinas es un símbolo de la fraternidad suramericana en el marco de la memoria, la soberanía y la democracia. Así lo plantea nuestra Constitución Nacional. Así lo anhelaban los compatriotas que libraron las batallas por la independencia nacional. Y así lo pretenden nuestros pueblos, quienes, en pleno siglo XXI, rechazan la persistencia de una región colonial en territorio suramericano.

Dibujo de imágen de imagen principal: Luciano Giraldez – http://lucianogiraldez.blogspot.com.ar/ – https://www.facebook.com/Luciano-Giraldez-Dibujos-100163456721625/

2 COMENTARIOS

  1. Como siempre, cuesta poder expresarme sin sentir ese nudo en la garganta. Pero me encanto este post,y ojalá muchos más se detuvieran y sientan un poco el orgullo que siento yo por los que estuvieron en ese conflicto. Muy bueno todo Bati,me encanta que hayas elegido este tema,y seguí así que vas por un excelente camino.
    02- 04 – 1982 ~ PROHIBIDO OLVIDAR 🇦🇷

  2. lamentablemente nunca mas seran nuestras ¿por que? por que nuestros mismos politicos sean del partido que sean siguen vendiendose a los de afuera y vendiendo a su pueblo y sus compatriotas por un puñado de dolares si los que nos manejan nos venden no tenemos salida ¿alguno realmente cree que las malvinas van a volver a ser nuestras? por via diplomatica imposible es un punto estrategico que los ingleses y usa no van a perder y ¿por la fuerza? ja! seria la excusa justa apra que nos invadan para apoderarse de nuestras reservas de agua.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí