«Estado del tiempo» Dir. A. Alvarado – Dram. D. Dalmaroni

0
441

La acción se desarrolla entre 1975 y 1978, un hombre agobiado por un pasado que parece que ha retornado a su memoria, le confiesa a su esposa que, antes de conocerla, se casó con otra mujer a la que abandonó con la conocida y ridícula excusa de ir a comprar cigarrillos y nunca regresó. Como telón de fondo de esta historia familiar se encuentra la estremecedora etapa de la resistencia peronista y los posteriores años 70.

Palabras de la directora acerca de la obra Para “Estado del tiempo” imaginamos un espacio escénico que sugiera un exterior, jardín de una casa de clase media pero no excesivamente determinado, no hay puertas ni ventanas corpóreas. El mobiliario imprescindible está dispuesto en el espacio para ser desplazado por el actor o las actrices si es necesario y puede, en algunos momentos, ser usado con cierta absurdidad. Durante los momentos de soliloquio de Roberto, el espacio se modifica y los elementos escenográficos, la luz y la música acompañan estos pasajes en los que la confusión, “los blancos” de la memoria del protagonista, parecen afectar a la escena toda.

Se respeta el criterio que el autor propone en el vestuario, maquillaje y peluquería, o sea, una detallada referencia a la época. No obstante, la idea es que algo del color y luminosidad que tienen las fotos sacadas en aquellos años y que guardamos en papel ilustración, se haga visible en la escena a través del diseño lumínico. El diseño sonoro incluye una composición musical original creada para esta puesta y con referencias a los sonidos y canciones de la época.

La pieza recorre momentos humorísticos propios del estilo que el autor llama grotesco-absurdista dentro de la rica tradición del teatro histórico-político argentino. Graciela (Marcela Ferradás), Roberto (Guillermo Aragonés) y Marcelita (Irene Almus) viven situaciones delirantes, equívocos y olvidos con el trasfondo político de la época. Escenas de la vida cotidiana y de la militancia de un peronismo de “entrecasa” o “silvestre” como lo denomina Esteban de Gori en el prólogo al libro en el que se encuentra esta pieza de Dalmaroni.

El actor y las actrices de gran trayectoria profesional tienen, junto a la directora, el desafío de recorrer el amplio arco interpretativo que exige la pieza en no mucho más de una hora de espectáculo.

Dramaturgia: Daniel Dalmaroni

Actuación: Irene Almus, Guillermo Aragonés, Marcela Ferradás

Diseño de escenografía y vestuario: Gabriella Gerdelics

Diseño lumínico: Malena Miramontes Boim

Música original y diseño sonoro: Juan Cristóbal Sleigh

Fotografía: Hernán Núñez

Prensa: Valeria Franchi

Producción ejecutiva: Cristina Sisca

Asistencia de dirección: Guillermo Echenique

Dirección: Ana Alvarado

Agradecimientos: Cecilia Candia

Viernes 20 hs.

Centro Cultural de la Cooperación, sala Raúl González Tuñón. 

– Av. Corrientes 1543 –

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí