Dentro de muy poco van a cumplirse 10 años de que MOCASE (Movimiento Campesino de Santiago de Estero) decidió resistir a las embestidas del monstruo capitalista. Lo hizo con valentía e indignación a pesar de ser conscientes que la lucha iba a ser dura y larga. Ellos sabían, que el capitalismo no funciona sin una clase política que se encargue de beneficiar a las grandes corporaciones utilizando todos sus medios para expropiar a los habitantes dueños de las tierras.

Escribo, estas breves líneas a causa de la indignación que afloró en mí al leer que nuevamente el Juez (esos que no pagan impuestos y, poseen privilegios que ningún otro ciudadano tiene) Álvaro Mansilla volvió a firmar una orden de desalojo en contra de una familia santiagueña obligándolos a retirarse de su tierra. El empresario interesado en ellas se llama Francois Louis René Lannou, francés, cuyo abogado defensor se apellida de la misma forma que el actual Ministro de Desarrollo de la provincia, ¿coincidencia? no, es el hijo del funcionario radical. Todo queda en familia. Este empresario, muy conocido en el ambiento político provincial y nacional, ejerce el derecho del más fuerte, posee una grupo de parapolicias que se encargan de agredir, incendiar y matar a todo campesino que se resista a dejar su tierra.

Con decenas de motivos, compañeros de MOCASE, instalaron una carpa para resistir a los embates de este sistema de producción que expulsa a hombres y mujeres e incluye a los que sirven de mercancía. Por supuesto que estos problemas no son nuevos, basta recordar las protestas en Esquel en contra de la minería, las pasteras en Gualeguaychu, la cuenca Matanza Riachuelo o las diarias denuncias a la contaminación de las poblaciones con glifosato. Todas estas sentaron las bases para la resistencia, algunas lograron triunfar y otras, aun, mantienen la lucha.

Mientras leía la denuncia, noté, que solo 88 personas la habían leído incluyéndome. Facebook es una de las redes sociales que mas usuarios posee en todo el mundo, pero solo 88 se sintieron carcomidos en lo más hondo, solo 88 sintieron que los tocaban también. No es muy difícil comprobar que los los like´s ascienden de un momento a otro cuando un ¿artista?, ¿cantante? , ¿Compositor? publica su video lanzamiento donde las mujeres toman el protagonismo como meros objetos de consumo.

¿Cómo nos queremos? ¿Esclavos? ¿Consumistas? Creo, que nadie en su sano juicio optaría por ninguna de las dos opciones aunque a pesar de ello cada día estamos más cerca de lo que no queremos ser. Deseamos lo que otros quieren que deseemos y, en la mayoría de los casos son sus producciones. ¿Vamos a seguir distraídos? ¿Cuánto más vamos a esperar? El cálculo es simple: los dueños de todo Vs Nosotros. Ventajas: Somos millones; Desventaja: Son dueños de nuestra subjetividad. La meta es recuperarla y reafirmar que la sangre derramada de nuestros compañeros no será negociada.

A modo de cierre dejo las últimas palabras que gritó el francés usurpador ante la resistencia al desalojo: “ustedes no tienen posibilidades porque no tienen plata, yo les voy a ganar porque ya compre a la policía y al juez”.

 

VIVA LA LUCHA DE MOCASE!

CONSTRUYENDO PODER POPULAR.

5 Comentarios

  1. 89…soy la número 89! Somos más, somos más y mejores!! Con total humildad, somos mejores…porque peleamos por nuestros derechos,sueños, no nos vendemos!!
    Levanto el puño con vos David y con todo el movimiento!

Dejar respuesta