Este 20 de diciembre se dictará la sentencia del Juicio por la Masacre de Pergamino, en Pinto 1251 (sala del Tribunal Oral Criminal N°1).

La Masacre de Pergamino ocurrió el 2 de marzo de 2017 en la Comisaría 1° de esta ciudad. Aquel día Federico Perrotta, Alan Córdoba, Sergio Filiberto, Juan José Cabrera, Jhon Mario Claros, Fernando Latorre y Franco Pizarro perdieron la vida como consecuencia del accionar asesino de los policías de turno.

Hace ya 33 meses que marchan por las calles de Pergamino y se organizaron como colectivo. Familiares, amigos y amigas abrazaron otras luchas, organizaron actividades y llevaron su grito de justicia a todas partes. Como si eso fuera poco, lograron quitar el velo de la versión policial y humanizaron a las víctimas y defendiendo su memoria.

En el transcurso del juicio, más de 50 días del alma en carne viva para las y los familiares de las víctimas, quedó demostrado que los policías imputados tuvieron la oportunidad de decidir con libertad. Y quedo reflejado que decidieron: NO abrir el candado, NO habilitaron el agua de la celda, cerraron las puertas que debían estar abiertas, NO realizaron el llamado a los bomberos y les ocultaron las llaves e impidieron el trabajo de los bomberos.

Hubo clara intencionalidad.

Pudieron actuar y no lo hicieron.

Sergio Rodas, Brian Carrizo, Matías Giuletti, Carolina Guevara, Alexis Eva y Sebastián Donza son culpables. Porque sabemos que dejar morir ES matar.

Este hecho no fue un accidente, ni un hecho inesperado en Pergamino o en la Provincia de Buenos Aires. La posterior Masacre de Esteban Echeverría y hechos anteriores en toda la provincia así lo demuestran. Condiciones de detención continuamente denunciadas: hacinamiento, superpoblación, falta de agua, falta de ventilación, falta de colchones ignífugos hacen de las comisarías bonaerenses dispositivos de exterminio.
Este 20 de diciembre esperamos de la justicia un castigo ejemplar: Cárcel común y efectiva para todas las y las policías imputadas.

Con excepción de Sebastián Donza y Alexis Eva, el resto esperan su sentencia en prisión domiciliaria. Un privilegio que las fuerzas de in-seguridad no deberían tener a la hora de dar cuenta de sus actos criminales.


La represión contra los pibes más vulnerables es una política de Estado.


Jus7icia para

Federico Perrotta

Alan Córdoba

Sergio Filiberto

Juan José Cabrera

Jhon Mario Claros

Fernando Latorre

Franco Pizarro.

Justicia x los 7

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here