Con dos discos editados de forma independiente (La velocidad del paisaje y Mañana será otro discoLuciana Mocchi desembarca en Buenos Aires para hacer un repaso de sus temas y mostrar canciones nuevas. Estará acompañada por Luis Volcoff en piano, Luciano Larocca en percusión y Marcos Meehrovich en guitarra. A los 27 años, la cantautora uruguaya viene creciendo en el circuito de la canción rioplatense a partir de una mirada despojada e irreverente que la llevó a ser telonera de Paul McCartney en el Estadio Centenario de Montevideo en 2013.

Luciana Mocchi avanza en varios planos y sigue atrapando a nuevos oídos alrededor de sus letras y su búsqueda sonora, en la que coquetea con el blues, el funk, la milonga, el rock, el pop y el tango. El eje de su propuesta es la canción; el pulso narrativo de sus temas está inspirado sobre todo en el paisaje de la ciudad y sus habitantes: “Mi música es un mensaje que va cambiando conmigo. Nunca toco las canciones igual, siempre cambian. Las veo como algo dinámico. Me gusta cantar historias, describir paisajes, emociones, sentimientos, ideas y explorar sonoridades que acompañen todo eso. Sin género como yo, pero siempre abordando la historia, lo contado, lo anecdótico, el detalle”, apunta Mocchi al respecto.

Este concierto en CABA es parte de una gira que la llevará a recorrer distintas ciudades de nuestro país como Rosario, Santa Fé, Rafaela y La Plata. Cuenta la joven uruguaya: “Siempre todo lo que hago busca ser un puente, una excusa para compartir y encontrarme con más personas. En ese camino algunas de las fechas de mi gira serán compartidas con Silvana Estrada, que viene desde México con ese propósito”Silvana Estrada nació y se crió en Veracruz y luego vivió un tiempo en NYC donde grabó y tocó con el guitarrista de jazz Charlie Hunter, entre otros músicos locales. Con sólo 20 años, cuenta con un disco editado, varios singles y una participación junto a Natalia Lafourcade interpretando “La llorona”.

Viernes 23 de noviembre, Santos 4040

Santos Dumont 4040 – CABA.

Dejar respuesta